Del lat. blandus, adj.

Tierno, suave, que cede fácilmente al tacto. Se aplica a la materia que se dobla o se deforma con facilidad, especialmente al presionarla. Se aplica al mineral que se raya con facilidad. Se aplica a la persona que es demasiado benévola, de poco carácter o que tiene dificultad para imponerse. Se aplica a la persona que tiene poca fuerza o resistencia moral o física.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.