Flora Iberica: Plantas herbáceas, decumbentes, dioicas. Tubérculo globoso o de forma irregular, con una corona de brácteas en la parte superior (y con cicatrices de las anteriores yemas anuales en toda su superficie, lo que permite calcular la edad de los individuos). Hojas alternas, ovadas, enteras, cordiformes, sin estípulas. Inflorescencias en racimos axilares; los masculinos largos, con numerosas flores, los femeninos cortos, con 1-5 flores; brácteas 2, estrechamente lanceoladas, escariosas. Flores masculinas campanuladas, con perianto profundamente dividido en 6 tépalos subiguales; con pistilodios. Estambres 6, insertos en la base del perianto; polen uni o bisulcado, subisopolar, con la exina gemada. Flores femeninas rotáceas, con perianto más corto que el ovario, dividido en 6 tépalos subiguales; con estaminodios. Ovario con 2 rudimentos seminales en cada lóculo; estilos 3, unidos en la base de modo que forman una columna; estigmas bífidos y recurvados, negros. Fruto en cápsula triquetra. Semillas 6, 2 por carpelo, fusiformes o discoideas, ápteras.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.