Flora Iberica: Árboles o arbustos dioicos –raramente monoicos en otras regiones–, glabros, espinosos o –en otras latitudes– inermes, sin látex. Hojas simples, alternas o fasciculadas, pecioladas, estipuladas, de margen entero, en general caducas. Flores unisexuales –o funcionalmente unisexuales–, axilares, solitarias o fasciculadas, con disco nectarífero, las masculinas con pistilo abortado (pistilodio). Perianto simple, formado por 4-8 tépalos. Estambres 4-8, con filamentos libres; anteras extrorsas, dehiscentes por hendiduras longitudinales. Ovario trilocular, con 2 rudimentos seminales hemianátropos por lóculo; estilos soldados en la base, bífidos o bilobulados. Fruto en cápsula, generalmente dehiscente, a veces ± bacciforme. Semillas 2 (1 por aborto) por lóculo, trígonas, lisas, verrugosas o reticuladas, sin carúncula.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.