Med.

La frecuencia cardíaca fetal anormalmente lenta, habitualmente por debajo de los 100 latidos por minutos.