Flora Iberica: Hierbas perennes, rizomatosas, con rizoma horizontal, grueso. Hojas lineares, muy ensanchadas en la base, aguzadas en el ápice, con numerosos nervios paralelos poco prominentes. Inflorescencias generalmente solitarias, con 3 brácteas espatiformes y libres que rodean a la umbela. Flores largamente pediceladas, bracteoladas. Sépalos libres, blanco-rosados, con la base purpúrea o verdosa. Pétalos libres, blanco-rosados, con venas purpúreas. Androceo con estambres de filamentos planos, glabros; anteras basifijas. Ovario ovoideo, hexalobado; estilos 6, gruesos, recurvos y cóncavos; estigma bilobado, algo decurrente. Fruto ovoideo. Semillas longitudinalmente estriadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.