Flora Iberica: Árboles, frútices o sufrútices, monoicos o dioicos. Hojas simples, enteras o dentadas, comúnmente opuestas, persistentes, raramente deciduas, sin estípulas. Inflorescencias racemiformes o espiciformes, con flores unisexuales o, por ex­cepción, con algunas hermafroditas. Perianto con dos verticilos dímeros o tríme­ros, raramente penaos o nulos. Estambres 4-6(30); anteras introrsas, ditecas, dehiscentes por hendiduras longitudinales; granos de polen tricolporados o, con mayor frecuencia, pantoporados. Gineceo sincárpico, formado por (2)3(4) carpelos; ovario súpero, plurilocular, con (1)2 rudimentos seminales anátropos en cada lóculo; estilos persistentes. Fruto en cápsula o, con menor frecuencia, en drupa. Semillas con endosperma oleaginoso, generalmente con carúncula. Integrada por 5 géneros y unas 60 especies, de distribución cosmopolita.

 

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.