Flora Iberica: Árboles, frútices o sufrútices, monoicos o dioicos. Hojas simples, enteras o dentadas, comúnmente opuestas, persistentes, raramente deciduas, sin estípulas. Inflorescencias racemiformes o espiciformes, con flores unisexuales o, por ex­cepción, con algunas hermafroditas. Perianto con dos verticilos dímeros o tríme­ros, raramente penaos o nulos. Estambres 4-6(30); anteras introrsas, ditecas, dehiscentes por hendiduras longitudinales; granos de polen tricolporados o, con mayor frecuencia, pantoporados. Gineceo sincárpico, formado por (2)3(4) carpelos; ovario súpero, plurilocular, con (1)2 rudimentos seminales anátropos en cada lóculo; estilos persistentes. Fruto en cápsula o, con menor frecuencia, en drupa. Semillas con endosperma oleaginoso, generalmente con carúncula. Integrada por 5 géneros y unas 60 especies, de distribución cosmopolita.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.