Flora Iberica: Frútices o sufrútices monoicos. Ramas jóvenes tetrágonas por la decurrencia marginal del pecíolo en los entrenudos. Hojas enteras, opuestas, coriáceas, per­sistentes. Inflorescencias en glomérulos axilares densos, bracteados, con una flor femenina central rodeada de flores funcionalmente masculinas. Flores mascu­linas sésiles o pedunculadas; las femeninas sésiles, 2-4-bracteoladas. Tépalos de las flores masculinas 4, en dos verticilos, persistentes en la fructificación; tépalos de las femeninas 6, en dos verticilos poco dedos. Estambres 4. Ovario tricar­pelar, rudimento ovárico -en las flores masculinas- tetrágono, f lobulado, trígo­no, ± tuberculado entre los estilos, que son sulcados; estigmas decurrentes. Fruto en cápsula esquizocárpica, con dehiscencia septífraga y septicida, tricorne, coriá­cea; mericarpos bicornes, subbiloculares, dispermos. Semillas 6 (3-5, por abor­to), trigonas, carunculadas, lisas, brillantes, negras.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.