Flora Iberica: Anuales o perennes, frecuentemente aromáticas. Tallos no articulados. Hojas alternas, rígidas, lineares o subuladas, generalmente pubescentes. Flores hermafroditas o femeninas, solitarias o en glomérulos en la axila de cada bráctea y ebracteoladas, formando una inflorescencia espiciforme. Perianto sepaloideo, tetrámero, a menudo pubescente, con las piezas soldadas ± hasta la mitad, 2 de ellas generalmente menores, no acrescente. Estambres 4, exertos, opuestos a los tépalos. Estilo exerto. Estigmas 2. Semillas verticales; perisperma escaso; embrión uncinado o casi anular.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.