Med.

La enfermedad neoplásica maligna de la nasofaringe. Dependiendo de su localización puede haber obstrucción nasal, otitis media, pérdida de audición, lesión nerviosa sensitiva o motora, destrucción de los huesos del cráneo o linfadenopatía cervical profunda. Los tipos más frecuentes son el carcinoma de células escamosas y el de células indiferenciadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.