Med.

Se dice del cáncer que recidivó (volvió) al mismo lugar del tumor original (primario) o cerca del mismo; por lo general, después de un tiempo durante el que no se pudo detectar el cáncer.