Flora Iberica: Hierbas perennes, rizomatosas. Tallo erecto, herbáceo. Hojas con una larga vaina abierta.; lámina ancha con nervadura pinnada. Inflorescencia terminal, sim­ple, racemiforme o paniculiforme. Bractéolas que llevan en su axila una flor o un monocasio de 2 flores. Flores zigomorfas, con 2 verticilos trímeros; sépalos libres; pétalos soldados en un tubo. Androceo formado por 1 estambre petaloide con 1 teca lateral y 0-4 piezas petaloides coloreadas concrescentes con el gine­ceo; la mayor de ellas es el labelo, que es refleja y está enrollada sobre sí misma. Gineceo con ovario ínfero, trilocular, verrugoso, con numerosos rudimentos se­minales, placentación axial, 1 estilo petaloide y estigma apical o marginal. Fruto en cápsula loculicida. Semillas numerosas en cada lóculo, esferoidales, muy du­ras, de color que varia de ocre a negro, sin estroflolo; endosperma desarrollado y embrión recto.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.