La cara de contacto de los dientes donde se produce el cierre cuando la mandíbula se mueve hacia el maxilar.