En el estadio IV, el tumor se diseminó a la piel que está lejos del tumor primario o a otras partes del cuerpo, como el hígado, el pulmón, el hueso o el encéfalo.