Med.

La alteración que aparece en los niños con edades comprendidas entre los 12 meses y los 3 años que toman al acostarse un biberón de leche o de zumo y que se explica por la exposición prolongada de los dientes a estas bebidas.