Med.

El proceso dentario patológico destructivo producido por la compleja interacción de alimentos, especialmente almidones y azúcares con bacterias, que forman la placa dental. El término también hace referencia a las cavidades formadas en los dientes como consecuencia de la patología.