Del lat. mediev. cathĕter, der. del gr. καθετήρ, m. Med.

Tubo de calibre y longitud variable, por lo general, hueco, largo, delgado o fino y flexible, empleado en medicina, que se introduce en el cuerpo a través de conducto o cavidad o, que se introduce por cualquier conducto del organismo, natural o artificial o, que se inserta en una cavidad del cuerpo o vaso sanguíneo, para explorar conducto, para dilatar conducto, para quitar la acumulación de materia que impide la circulación del líquido, para servir de guía y vehículo a otro instrumento, para introducir o extraer fluido del organismo, etc. Compara con sonda.