Med.

Es un trastorno pulmonar en el que el depósito o estancamiento de los líquidos o sólidos en suspensión produce congestión en una zona declive debida a los efectos de la gravedad.