Med.

La reducción del volumen pulmonar y de la cantidad de aire contenido en su interior como resultado del aumento de la presión intrapleural por la acumulación de aire o de líquido en la cavidad pleural, o debido a la pérdida de presión interna y a la retracción elástica del pulmón.