Med.

Se aplica a las habilidades específicas aprendidas en varias fases del desarrollo a lo largo del ciclo vital que permiten a un adulto actuar normalmente en la esfera sexual.