La congelación leve aunque dolorosa donde el tejido queda entumecido por el frío pero se mantiene flexible; la sangre sigue circulando por el tejido afectado.