Del lat. congelatĭo, -ōnis, f. Med. Bot. Termo. Der.

Acción y efecto de congelar o congelarse (congelamiento). En medicina, nombre colectivo que se aplica al tejido dañado por la exposición a temperatura muy baja. La parte afecta no debe frotarse, porque la circulación sanguínea está detenida o muy reducida en el tejido, al contrario, el tejido debe calentarse poco a poco en agua tibia. El grado de la congelación depende de la temperatura, el tiempo de exposición y el factor hipotérmico del viento: en caso de temperatura bajo cero, la humedad también es un factor importante. En botánica, tratándose de planta, la formación de hielo en el interior de sus células o en la periferia de la misma, en este caso con substracción de agua del protoplasto y de la membrana celular; en la mayoría de las plantas, la congelación provoca el helamiento, pero en otras, no: pueden congelarse si helarse. En termología, el paso del agua y disolución acuosa al estado sólido debido a la disminución de la temperatura o/y presión (solidificación y punto triple). En derecho, la acción de mantener provisionalmente inactiva una cantidad de dinero de una persona sin que pueda hacer uso de ella. La congelación es el bloqueo o inmovilización provisional de una cantidad de dinero sin que pueda aumentar ni disminuir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.