Der.

La costumbre que corrobora y desenvuelve el precepto de ella.