Med.

Definido como el trastorno producido por el aporte de cantidades insuficientes de zinc en la dieta, caracterizado por fatiga anormal, actividad reducida, disminución del gusto y de la sensibilidad a los olores, escaso apetito, retraso del crecimiento, retraso en la madurez sexual, cicatrización prolongada de las heridas y susceptibilidad a las infecciones y las lesiones.