Med.

Se aplica al romperse una vena, o por sí misma, o por haber recibido un golpe, de lo cual resulta perderse mucha sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.