De desmayar, m. Med. Pat.

Acción y efecto de desmayar o desmayarse. En medicina y patología, la pérdida momentánea del sentido o del conocimiento (desvanecimiento); el desaliento; el desfallecimiento de la fuerza; la privación de sentido; la lipotimia; el síncope; el decaimiento del ánimo (desánimo); etc.
El desmayo es la pérdida del conocimiento por insuficiencia del riego sanguíneo del encéfalo. La persona sana puede sufrir desmayo por un choque emocional, por sobrecalentamiento o por un descenso brusco de la tensión arterial al ponerse de pie con rapidez (hipotensión ortostática); no obstante, a veces se debe a una lesión grave o a una hemorragia. El desmayo al hacer ejercicio es un signo premonitorio clásico de una cardiopatía grave y tal vez manifieste que el gasto cardíaco es fijo y bajo, y no puede aumentar para compensar adecuadamente la demanda de oxígeno durante el ejercicio. El deportista en forma y sano se puede desmayar después de un esfuerzo por el estancamiento de sangre en las piernas.
El desmayo es un estado de prostración extrema, asociada con la pérdida repentina del conocimiento por un fallo circulatorio como podría darse por un corazón enfermo, un shock o una hemorragia. Aunque el colapso o desmayo de un deportista después de una actividad agotadora puede ser fisiológico (por ejemplo, un maratoniano que se para de repente al final de la carrera puede desmayarse por la acumulación de sangre en las piernas), todo desmayo se debe estudiar para descartar por completo causa peligrosa.
El desmayo es la pérdida temporal del conocimiento que tiene muchas causas como puede ser un golpe directo en la cabeza (conmoción cerebral).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.