Acción y efecto de despreocupar o despreocuparse; la falta de preocupación. En psicología y sociología, la falta del motivo que cause intranquilidad, miedo o angustia o el estado de ánimo de la persona que no tiene el motivo que le cause intranquilidad, miedo o angustia: estado anímico del que carece de preocupación; por ejemplo, la despreocupación en un deporte, es una ausencia de implicación en un deporte que manifiesta la persona que nunca ha participado en ese deporte y que huye de cualquier asociación con él, o bien la persona que ha sido participante activa, pero ha perdido el interés por el deporte.