El diente que no sale, normalmente cubierto completamente por hueso.