Flora Iberica: Árboles generalmente dioicos. Tronco erecto, muy ramificado. Flores usualmente tetrámeras. Hojas alternas, simples, enteras. Cáliz profundamente lobado. Corola de urceolada a rotada, con lóbulos patentes o recurvos, los de las flores estaminadas generalmente de distinto tamaño que los de las flores pistiladas. Estambres usualmente 16, hipóginos o insertos en la base de la corola; los de las flores pistiladas están convertidos en estaminodios. Ovario generalmente tetralocular, o con 8 lóculos por falsas divisiones. Fruto en baya.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.