Psicol. Sociol.

La conducción del propio comportamiento y acción social con el fin de controlar la impresión que no transmite a otro. El objetivo de la conducción de la impresión es que la persona (por ejemplo, un entrenador o director de equipo o grupo) se presente de forma favorable de acuerdo con el grupo social, lo cual a menudo implica asumir un papel concreto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.