Del lat. dyspnoea, der. del gr. δύσπνοια, f. Med.

El ahogo o dificultad para respirar. La disnea es la respiración laboriosa que suele causar cierta insuficiencia, porque no cubre la demanda que se impone al cuerpo. La respiración entrecortada al final de una carrera no es disnea, porque el esfuerzo respiratorio es apropiado, desaparece con rapidez y no genera una dificultad real. La disnea se produce cuando existe un mal funcionamiento en el suministro de aire a los pulmones, como en la bronquitis y el asma; cuando empeora la circulación pulmonar, como en una insuficiencia cardíaca, o si la sangre no transporta suficiente oxígeno, como en la anemia.

Aprende otras palabras

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.