Es un trastorno respiratorio crónico que se caracteriza por la cicatrización del tejido pulmonar, paredes de las arterias pulmonares engrosadas y la discordancia entre ventilación y perfusión pulmonar (DBP).