Es definido como el patrón de seguimiento de los estándares de inmunización locales, nacionales e internacionales para prevenir las enfermedades infecciosas que es suficiente para proteger a la persona, la familia o la comunidad y que puede ser reforzado: diagnóstico de enfermería aceptado por la Seventeenth National Conference on the Classification of Nursing Diagnoses.