Del lat. dispositĭo, -ōnis, f. Filos. Psicol. Med. Bot. Ret. Der. Arq.

Acción y efecto de disponer. Se aplica a la ordenada colocación o distribución de algo; lo dispuesto, lo establecido, lo decidido. En filosofía y psicología, el estado de espíritu o estado de cuerpo para hacer algo: en medicina, se aplica al estado de la salud o la aptitud. La disposición es el estado anímico o actitud que se muestra, especialmente para hacer una cosa o la aptitud para una actividad; por ejemplo, se puede tener una disposición para estudia; se puede tener una gran disposición para el deporte. En botánica, la condición de susceptibilidad variable o susceptibilidad reversible que presenta individuo de una especie vegetal o variedad vegetal a determinada infección y cuya condición depende de factor del ambiente: designa así Quanjer (J. Del C.). En retórica, la ordenada colocación de las partes de una composición literaria. La disposición es el orden y estructura del contenido de una obra escrita. En derecho, la decisión u orden que establece una autoridad. La disposición es un precepto legal o precepto reglamentario, deliberación, orden y mandato de la autoridad. En arquitectura, se aplica a la distribución de todas las partes del edificio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.