Definido como una cantidad de medicación intravenosa administrada con rapidez para reducir el tiempo de respuesta o se emplea como una dosis de carga antes de una infusión.