Med.

La dosis de un analgésico necesaria para aliviar un dolor intercurrente.