Flora Iberica: Árboles o, a veces, arbustos; dioicos o polígamo-dioicos, corteza generalmente obscura. Inflorescencia corta, axilar; a veces, especialmente en las femeninas, reducidas a una simple flor. Sépalos soldados en la base. Corola con los pétalos soldados formando un tubo. Estambres epipétalos, en dos verticilos, generalmente en número doble que los pétalos; las femeninas suelen tener estaminodios. Ovario generalmente súpero, sésil; estilos soldados al menos en la base; las flores masculinas generalmente tienen pistilodios. Fruto en baya, generalmente con el pericapo carnoso, con una parte endurecida en el interior, de ordinario permanece, indehiscente, sobre el cáliz.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.