Flora Iberica: Árboles o arbustos erguidos o trepadores, monoicos o polígamos, con frecuencia espinosos, perennifolios o caducifolios. Hojas alternas, pecioladas, a veces subcoriáceas, cubiertas de escamas peltadas por ambas caras o solo por el envés. Flores solitarias, geminadas o ternadas, hermafroditas o unisexuales por aborto –masculinas, con pistilodio y sin hipanto–, pedunculadas, aromáticas; hipanto –en las flores hermafroditas– tubular, constreñido por encima del ovario. Perianto formado por una sola envoltura, petaloide, con 4 piezas soldadas, campanulado, recubierto externamente por escamas argénteas, bien diferenciado del hipanto. Estambres 4. Fruto complejo elipsoideo, péndulo, farináceo o jugoso, amarillo, anaranjado o rojizo; aquenios elipsoideos.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.