Del lat. elastĭcus, m. Biol. Fís. Filos. Psicol.

Dícese del material, que recupera su forma original al desaparecer la fuerza de distorsión (flexible). Compara con plástico. En biología, se aplica al tejido que tiene elasticidad por su estructura o por las materias que entran en su formación. En física, el cuerpo que posee la propiedad de la elasticidad, pero más generalmente, de aquel que la posee en un grado notable. En filosofía y psicología, se aplica a la persona que puede ajustarse a muy distintas circunstancias (acomodaticio); que admite mucha interpretación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.