Es un embolismo provocado por la entrada de líquido amniótico en el sistema sanguíneo materno durante el trabajo del parto o el alumbramiento; normalmente resulta mortal para la madre, si se produce una embolia pulmonar.