Cantidad de energía disponible para realizar un trabajo biológico, como el crecimiento y la acción muscular; el adenosintrifosfato en la fuente más importante de energía libre del cuerpo humano.