Med.

El trastorno similar al linfoma pero sin células malignas reconocibles (Benjamin Castleman, anatomopatólogo estadounidense, 1906-1948), se caracteriza por aisladas de tejido linfoide e hiperplasia de ganglios linfáticos, generalmente en el área abdominal o mediastínica. La enfermedad puede ser benigna o premaligna y solaparse con enfermedades autoinmunes. La enfermedad de Castleman es un trastorno poco frecuente en el que se forman masas benignas (no cancerosas) en el tejido de los ganglios linfáticos. Principalmente, la enfermedad de Castleman se presenta de dos formas: localizada (unicéntrica) y multicéntrica. La enfermedad de Castleman unicéntrica solo afecta un grupo de ganglios linfáticos en una parte del cuerpo, por lo general, en el pecho o el abdomen y es posible que no cause síntomas. La enfermedad de Castleman multicéntrica afecta muchos grupos de ganglios linfáticos y el tejido linfoide de todo el cuerpo. Puede debilitar el sistema inmunitario y causar problemas como infecciones, fiebre, pérdida de peso, fatiga, sudores nocturnos, daño a los nervios y anemia. Las personas con enfermedad de Castleman tienen un riesgo más alto de linfoma: también se llama hiperplasia angiofolicular linfoide y hiperplasia de ganglio linfático gigante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.