De epi-, nefr- y -ina, f. Biol.

Hormona segregada principalmente por la masa medular de las glándulas suprarrenales, poco soluble en agua, levógira y cristalizable (adrenalina). Es un poderoso constrictor de los vasos sanguíneos, por lo que se usa como medicamento hemostático. La hormona, aumenta la actividad cardíaca, mejora la actividad muscular y aumenta la capacidad de reacción del cuerpo ante el susto, la huida o la lucha (respuesta de alarma). Al mismo tiempo inhibe la actividad digestiva y la secreción: la adrenalina puede se administrada por inyección para aliviar el asma bronquial y reducir la pérdida de sangre durante la cirugía, por la constricción vascular.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.