Del gr. κοντός, y el pref. estéfano-, adj. Bot.

Que tiene flagelos numerosos y dispuestos en forma de corona, como las zoósporas de las edogoniáceas.