Med.

La erupción cutánea que se caracteriza por manchas rojo-azuladas a causa de la extravasación de sangre a los tejidos, por lo general como resultado de una contusión.