Se define, en EE.UU., como el acuerdo por medio del cual el gobierno federal permite que se prueben nuevos dispositivos médicos (investigational device exemption [IDE]).