Med.

La infección vírica grave que se caracteriza por fiebre y hemorragia. El proceso se desarrolla rápidamente, presentando inicialmente fiebre y dolores musculares, a los que se asocia hemorragia, colapso vascular periférico, shock hipovolémico e insuficiencia renal aguda. Se cree que mosquitos, garrapatas, ácaros y roedores transmiten los arbovirus y los demás patógenos.