Med.

Se define como la fiebre que recidiva cíclicamente, con paroxismos y remisiones, como en el paludismo.