Del lat. phosphŏrus, der. del gr. φωσφόρος, m. Quím. Bioquím.

Elemento químico, de símbolo P, n. at. 15, p. at. 30,974, y valencia 3 y 5. Se presenta en tres modificación cristalina: el fósforo blanco, sustancia amarillenta que es un veneno muy violento; el fósforo rojo, polvo cuyo color varía desde el rosa al morado, insoluble en cualquier disolvente, que no es venenoso ni fosforescente; fósforo negro, obtenido calentando el fósforo blanco a gran presión. Se aplica al palito de madera, de papel encerado u otro material combustible, recubierto de fósforo y azufre en un extremo, que prende al rozarlo con una superficie rugosa (cerilla o mixto).
El fósforo es muy abundante en la corteza terrestre, tanto en los seres vivos como en el mundo mineral, se presenta en varias forma alotrópica, todas inflamable y fosforescente. Además de su importancia biológica como constituyente de hueso, diente y tejido vivo, se usa en la industria fosforera, en la pirotecnia, en la síntesis de compuesto orgánico y, en forma de fosfato, entra en la composición de fertilizante agrícola y detergente. El fósforo es un macronutriente esencial que constituye aproximadamente el 22% del contenido mineral total del cuerpo. La mayor parte del fósforo se combina con calcio en el hueso. El fósforo es un constituyente del compuesto vital que incluye el ADN, ATP y fosfolípido. La deficiencia dietética es poco corriente. En el Reino Unido, la ingesta diaria recomendada para el adulto es 550 mg; en Estados Unidos, la ingesta diaria recomendada es 1.200 mg: la mujer lactante necesita cantidad de fósforo mayor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.