La rotura de un hueso en la que los extremos de los fragmentos adyacentes del hueso fracturado están encajados unos en otros.