La rotura ósea en la que la solución de continuidad del tejido óseo no separa por completo en dos partes el hueso afectado, sino que forma un angulo en una o más direcciones.